meireles

Dicas Y InspiraciónGuía de Ahorro de Energía

Eficiencia Energética

- Los electrodomésticos son los responsables de la mayor parte de la factura de la electricidad y los números lo demuestran: el frigorífico y el congelador absorben el 30% del consumo de energía de un hogar y las lavadoras y secadoras, alrededor del 10%.
- Portanto, es importante elegir los aparatos que tienen la mayor eficiencia energética (clase A + o A + +).
- Si dispone de una tarifa bi-horaria, procure hacer el lavado y utilizar los electrodomésticos de alto consumo en las horas de tarifas más económicas.

 

Frigorífico

- El hecho de que está conectado continuamente hace que este aparato sea uno de los principales pesos en la factura energética de una vivienda. El frigorífico debe estar instalado de forma que circule el flujo de aire alrededor de la parte posterior del mismo y que no se encuentre cerca de fuentes de calor (horno, etc).

- No introduzca alimentos calientes en el frigorífico y mantenga el termostato entre los 3º y los 5º - es la temperatura ideal para conservar los alimentos - por debajo de los 3º requiere un consumo innecesario de electricidad.

- Evite abrir innecesariamente la puerta del frigorífico y sea lo más rápido posible en cerrarla.

– Reuna todos los alimentos a guardar antes de abrir la puerta y trate de sacar todo lo que necesita del refrigerador de una sola vez.

- Asegúrese de que la puerta esté siempre bien cerrada, al permanecer abierta, está gastando más de lo habitual.

- En la elección de un frigorífico, el espacio no será una ventaja si no va a sacar el máximo provecho del mismo, si usted compra un frigorífico demasiado grande, consumirá más energía innecesariamente, por ejemplo, un frigorífico de clase A de 300 litros de capacidad puede gastar más electricidad que uno de 100 litros de clase G, escoja la capacidad del frigorífico que se adapte a sus necesidades.

- Coloque los alimentos en recipientes para reducir la mezcla de líquidos y olores dentro del frigorífico y no ponga nunca alimentos calientes en su interior, ya que la temperatura de choque provoca un deterioro y un aumento del consumo de energía para el mantenimiento de la temperatura.

 

Lavadora

- La etiqueta energética de la lavadora indica pormenores importantes como la eficacia de lavado, eficacia del centrifugado, consumo de agua, además del consumo de energía por ciclo, favoreciendo estos pormenores a las lavadoras de Clase Triple A.

- La mayor parte de la energía consumida por las lavadoras (entre el 80% y 85%) se utiliza para calentar el agua, utilice por lo tanto, siempre que sea posible, los programas de bajas temperaturas.

- Adecue la temperatura y los programas de lavado al tipo de ropa y a su grado de suciedad. Por regla general, sólo debe hacer el prelavado cuando la ropa está muy sucia.

- Cuando la ropa no está muy sucia, use los programas de baja temperatura.

- Clasifique la ropa según el tipo de tejido, nivel de suciedad y seleccione el programa de lavado adecuado: Si lo hace así, utilizará su lavadora de una forma más eficiente y consumirá menos energía

- No utilice demasiado detergente: un buen lavado no depende de la cantidad de detergente que se utiliza, es más importante el uso correcto de la lavadora para su ejecución y la dureza del agua.

- Utilice siempre la lavadora con cargas completas, lo que le permite ahorrar agua, energía y tiempo.

- Opte por las lavadoras con funciones específicas para cada situación, función de media carga y lavado rápido especialmente indicado para pequeñas cargas de ropa sin suciedad y no que pueden esperar.

- Prefiera lavadoras con carga variable automática, la máquina pesa la ropa que va a lavar y ajusta el ciclo del lavado para el peso de la ropa, sólo calentará el agua necesaria para esa cantidad, reduciendo el derroche de energía al no calentar el agua en exceso a la carga. Utilice precauciones para la descalcificación.

- La presencia de la cal en el agua (consecuencia de la dureza del agua ) puede dañar la resistencia eléctrica. Esta resistencia es la responsable de calentar el agua. Un mal funcionamiento de la resistencia eléctrica, por acumulación de cal, aumenta el consumo eléctrico y puede ocasionar daños al aparato.

- Limpie regularmente el filtro de la lavadora, para no disminuir el rendimiento de la misma, ahorrando así energía.

 

Lavavajillas

- El uso del lavavajillas es ya de por sí un consejo para ahorrar agua, ya que respeta el Medio Ambiente más que el tradicional lavado a mano, puesto que optimiza el consumo de agua caliente, obtiene mayor calidad en el lavado y permite ahorro de tiempo.

- Al comprar un lavavajillas debe elegir su capacidad de acuerdo a sus necesidades, siempre que sea posible, utilícelo a su máxima capacidad.

- Elija los lavavajillas con la opción media carga para lavados menores en caso que sea necesario.

- Siempre que sea posible, utilice los programas económicos o de baja temperatura, ya que la mayor parte de la energía se consume para calentar el agua.

- Escoja los programas de lavado según el grado de suciedad de la vajilla. Sólo se debe hacer prelavado cuando la vajilla esté muy sucia.

- Coloque las piezas más grandes y más sucias en las bandejas inferiores. Así obtendrá un mejor lavado.

- Utilice detergentes específicos para lavavajillas y nunca exceda la dosis recomendada, una mayor cantidad de detergente no lava mejor la vajilla y produce más polución.

- Un buen mantenimiento mejora el comportamiento energético: limpie el filtro con frecuencia. Del mismo modo, mantenga siempre llenos los depósitos del abrillantador y de la sal, ya que reducen el consumo de energía para el lavado y secado.

 

Secadora

- Es un gran consumidor de energía, cada vez más utilizado, ya que proporciona una gran comodidad, pero siempre que sea posible opte por secar la ropa al aire libre.

- Si usted necesita usar una secadora de ropa a menudo, escoja una lavadora que permita la centrifugación a más de 800 revoluciones por minuto, pues una ropa mejor centrifugada, se seca más rapidamente.

- Aproveche al máximo la capacidad de su secadora y utilícela siempre con la carga completa de ropa.

- Limpie periódicamente el filtro de la secadora e inspeccione la rejilla de ventilación para asegurarse de que no esté obstruida.

- No mezcle la ropa húmeda con una carga que ya esté parcialmente seca.

- Seque los tejidos pesados y livianos por separado. De esta forma, toda la ropa seca al mismo tiempo.

 

Horno/ Cocina

– En la adquisición de un horno / cocina debe prestar atención, además de su eficiencia energética, en algunas cuestiones, si usted duda entre un horno eléctrico o de gas, sabemos que la primera opción es la más económica.

- Si prefiere hornos / cocinas eléctricos opte por horno con ventilación en lugar de los hornos / cocinas tradicionales, dado que los que utilizan circulación de aire caliente, proporcionan una temperatura uniforme dentro del horno reduciendo el consumo de energía.

- Si prefiere hornos /cocinas a gas, elija hornos que tienen termostato incorporado, ya que permiten un mejor control de la temperatura, evitando el desperdicio de energía.

– Elija preferentemente hornos / cocinas con luz y con temporizador ya que así le permite controlar su cocinado sin tener que abrir siempre la puerta, permitiéndole ahorrar energía. Mantenga su horno / cocina limpia, ya que ayudará a reflectar mejor el calor, utilizando menos energía en el proceso.

- Antes de encender el horno / cocina, coloque la parrilla o la bandeja en la posición deseada, no se debe hacer cuando el horno ya está encendido, así evitará malgastar energía con estas tareas.

- Si va a poner más de un molde en el horno, no se olvide de dejar espacio entre ellos para permitir que el calor circule en el medio. Hacer un pre-calentamiento de menor duración del recomendado ya que generalmente los tiempos sugeridos son más grandes de lo necesario.

- Al cocinar en el horno, prefiera los recipientes de cerámica o de vidrio, ya que permiten reducir la temperatura necesaria para cocinar en unos 25 ° C.

- Evite abrir la puerta del horno / cocina mientras se cocina, cada vez que abre la puerta para mirar el asado, se pierde el 25% del calor , lo que implica que el horno tendrá que consumir más para volver a la temperatura inicial .

- Apague el horno / cocina unos minutos antes de la final de la cocción, el calor existente en el horno es suficiente para terminar de cocinar y ermite ahorrar energía.

- Maximice la capacidad de su horno / cocina siempre que sea posible, cocinando al mismo tiempo el mayor número de alimentos.

- Si posee un horno grande, utilícelo sólo para cocinar grandes comidas, de lo contrario, consumirá mucha energía para las pequeñas cantidades de alimentos.


Encimera

- Para la aquisición de una encimera podrá considerar varias opciones, encimera de gas, encimera convencional eléctrica, encimera vitrocerámica y encimera de inducción.

- Las encimeras vitrocerámicas y especialmente las de inducción, permiten un mayor ahorro energético, ya que tienen un mejor aprovechamiento de la energía. Pero, en cualquier tipo de encimera deberá tener una serie de cuidados adicionales para evitar el desperdicio de energía.

- Reduzca la pérdida de calor y el tiempo de cocción de la comida al cocinar con ollas y sartenes tapadas, disminuyendo así en un 30% del gasto energético.

- Opte siempre que sea posible por ollas presión o de vapor, ya que permiten un ahorro de energía eléctrica de hasta un 70%. En las encimeras a gas utilice la intensidad adecuada de la llama para cada recipiente, para recipientes más pequeños use los quemadores menores, para los grandes recipientes utilice los quemadores rápidos o triples.

- En las encimeras eléctricas, utilice recipientes del mismo tamaño o más grandes que la zona de calentamiento. Al cocinar, cuando el agua está hirviendo, reduzca el fuego o la potencia de la placa, ya que la temperatura máxima ya se alcanzó, y sólo necesita energía para mantener esa temperatura.

- Utilice recipientes con fondos difusores térmicos para obtener un mayor rendimiento del calor.

- Aproveche el calor residual de las encimeras eléctricas y apáguelas unos cinco minutos antes de terminar la cocción, el calor residual bastará para terminar de cocinar los alimentos.

 

Microondas

- Para calentar los alimentos, elija el microondas en lugar del horno o la cocina. Este aparato es una buena solución para las raciones pequeñas, ya que en estos casos, consumen alrededor del 50% de la energía consumida por los hornos tradicionales. Sin necesidad de precalentamiento, los alimentos se cocinan más rápido.

- Siempre que sea posible, descongelar los alimentos de forma natural y no en el microondas.

- Elija la temperatura de acuerdo a sus necesidades. Si no conoce el tiempo necesario para un uso específico, opte en ir poniendo períodos más cortos de tiempo en lugar de de poner una duración excesiva.

- Gracias a la utilización de un soporte adecuado para microondas, puede reducir el consumo a la mitad, ya que es posible calentar dos platos simultáneamente.

- Utilice siempre recipientes que sean adecuados a las ondas electromagnéticas (vidrio, porcelana, arcilla), y nunca recipientes metálicos.

Información para el usuario

Redes sociales